Razones gráficas para visitar Croacia

Atardecer en Zadar
Atardecer en Zadar

Ahora que se aproximan las fechas del estío vacacional, os voy a recomendar uno de los países más bellos del mundo: Croacia. Un destino perfecto para disfrutar de la naturaleza, playas, gastronomía y para entablar conversación con sus acogedores habitantes. Muchas veces nos enamoramos de un país, pero diferimos en el carácter de sus gentes. Este no es el caso de Croacia, su espíritu hospitalario es su gran seña de identidad y así lo demuestran a todo foráneo que tiene la suerte de pisar su tierra.

Croacia no es un país excesivamente grande,  por lo que merece la pena recorrerlo de norte a sur, parando en los lugares más emblemáticos que recomiendan las guías. Es fundamental un coche, si no se viaja con algún tour organizado.

En mi caso (y creo que es lo ideal) aterricé en Zagreb y recorrí el país de arriba a abajo, terminando en la Perla del Adríatico, Dubrovnik. En mi ruta visité el Parque Nacional de los Lagos de Plitvice, una combinación interminable de colores en sus aguas y el Parque Nacional de Krka, donde te puedes bañar junto a unas espectaculares cascadas.

Las ciudades croatas tienen cada una su encanto, cada una más bella. Zagreb, la capital, es la más grande de todas ellas. Recuerdo con especial impacto Zadar y su inolvidable atardecer. Lo tildan como uno de los más bellos del mundo y cuando lo vives entiendes el por qué. El encanto de Sibenik son sus calles estrechas, empinadas y llenas de escaleras. Hvar es la isla con más “glamour” de Croacia. Los opulentos yates atracados en su puerto hacen imaginar el ritmo de vida de sus ocupantes. En esta isla encontré los tallarines con almejas más exquisitos que he podido probar en mi vida. Split está formada en torno al Palacio de Diocleciano. Su vida nocturna es increíble. Las estrechas calles en el interior del Palacio están llenas de terrazas y sus plazas con espectáculos de fuego y malabares.

Desembarco del Rey

Shae en Desembarco del Rey

Y la última ciudad, que será más interesante si cabe si eres fan de Juego de Tronos, es Dubrovnik. La “sede” de Desembarco del Rey en la conocida serie, es una ciudad amurallada impresionante, con una ubicación privilegiada y una conservación excelente. Puedes subir en teleférico para disfrutar de unas maravillosas vistas de toda la ciudad, que tu ojo y tu cámara fotográfica agradecerán.

Por si las ciudades y la naturaleza te hubiesen parecido poco, Croacia tiene una de las playas más impresionantes del Mediterráneo en sus 6.000 kilómetros de costa. Por si eso no fuera suficiente, el país cuenta con más de 1.000 islas que visitar.

Así que si no tienes claro qué te apetece hacer en tus próximas vacaciones, mar o montaña, ciudad o playa, costa o interior, decídete por Croacia, ¡lo tiene todo!

Fotos: Nikon D80 by Araceli Rodríguez ©

Puntuación

7 Carreteras

10 Paisajes

9 Gastronomía

10 Arquitectura

9 Relaciones sociales

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *