Elegía a Sons of Anarchy

Sons of Anarchy
Sons of Anarchy

jaks teller

Jackson Teller nos ha abandonado para no volver. Anoche realizó su último viaje sobre los lomos de su moto para dejarnos huérfanos de club, vacíos de velocidad, dolidos en el alma. Sons of Anarchy emitía el último capítulo de una de las mejores series que ha parido el siglo XXI, siendo además el más visto de toda su historia.

Kurt Sutter me has hecho daño. Hoy me siento sola. Una soledad fruto de años junto a ti, junto a vosotros, que ningún otro podrá llenar jamás. Esto es fruto de un gran final cargado de sentimientos profundos, gestos a analizar en cada fotograma de los 90 minutos de verdadera literatura hecha vídeo.

Eres cruel. No tienes otro nombre. Después de hacernos sufrir, llorar y pasarlo mal con tus sanguinarias e inesperadas muertes, nos das un último capítulo lleno de sentimentalismo para que el abandono se torne desgarrador, que perturbe mi interior hasta el punto que mis sueños se vuelvan melancólicos y mi despertar taciturno.

Un final esperadamente inesperado, así eres tú. Original y rebelde. Duro y sensible. Loco y cuerdo. Eres una suma de antónimos y sinónimos que componen un inimitable yo que tanta pupa hace a los arcaicos y retrógrados académicos de galardones. La ausencia de reconocimiento en los Premios que otorgan a las series un hueco en la historia es inexpicable. Pero quizás eso sea tu propia esencia. La condena al olvido que intentan promulgar unos pocos y que tú has combatido con arte, con un éxito rotundo. Sons of Anarchy es una serie para todos, que amamos unos pocos que somos muchos. Una serie que jamás podremos olvidar, que nos gustará recordar. Una serie que nos ha hecho soñar con ser malos, con ser auténticos, con hermanarnos con nuestros amigos para convertirnos en un solo uno. “My brother…”

Sons of Anarchy, al igual que tú Sutter, es una serie de contraposiciones. Amas al malo, odias al bueno, y finalmente sientes lo contrario por cada uno. Te confunde y te arrasa por dentro, llegando a crear llagas a las que te gusta echar ácido para que se hagan más profundas. Te recreas en el dolor y disfrutas con la pasión en cualquier término, en un lugar donde eres incapaz de discernir el bien y el mal.

Contraposición hasta en la final. Mezcla de sentimientos. Incapaz de contener la risa al ver a un desequilibrado Tiggs y mi más profundo orgullo al ver a mi idolatrado Chibbs. Nervios, risa, emoción, cariño, dolor, amor. Sutter, ¿qué has hecho conmigo? El último capítulo de Sons of Anarchy es una verdadera montaña rusa de pasiones, un puro ejercicio que sacará dentro de ti sensaciones que no habías expresado jamás.

Jackie boy me has hecho daño. Tu contínua transformación interna durante cada temporada ha confundido mi corazón y nublado mi sentido. No sabía si te añoraría, pero llevo un día sin ti y te reclamo. Al final asoma tu ser, ese que se dejaba entrever en algunos capítulos y que pensamos que había sido uno de los asesinados por Sutter. Al final tu verdadero yo ha renacido como ave fénix para darnos el final. Un final que no añorábamos porque no sabíamos que seguía en ti, en tu interior.

Hoy es un día triste, me siento totalmente desamparada, sin ganas de que llegue el siguiente miércoles y disfrutar de la ira de las motos. De la ley de la calle. De la sangre por justicia. De la amistad sobre el honor. De la familia ante todo. No habrá miércoles como los que he vivido junto a vosotros.

Solamente me queda decir gracias Sutter, gracias SAMCRO. “Always in my heart bros”

2 Comments

    • Gracias!!! Por ello se convertirá en una serie de culto! Es muy difícil hacee un gran final en una serie y yo creo que Sutter lo ha logrado, no crees? Se merece su huequecito en la historia 🙂 … Y uno u mil homenajeas como este! Un besote Lula!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *