Premios Emmy 2015: mucho Juego de Tronos en tan poco Martin

juego de tronos

Los Premios Emmy 2015 han supuesto ser los que han reconocido a la serie Juego de Tronos, La serie ha batido el récord de premios en una sola gala, llevándose a Poniente un total de 12 estatuillas. Esto sucede cinco años más tarde del comienzo de su emisión. Cinco años llenos de intrigas, violencia, aventuras… han llevado a que la serie no tenga ni pies ni cabeza. Y ahora, cuando se ha desvinculado de la maravilla literaria, van y le dan 12 premios.

juego de tronos

Y uno en especial… ¿Mejor guión? Esta última temporada, lejos de ser un bodrio, ha sido entretenida, pero ¿buen guión? Se ha vuelto una serie comercial, que da la carnaza que los consumidores están dispuestos a devorar. Utilizan estratagemas de marketing para enganchar al personal cuando la literatura de Canción de Hielo y Fuego está sobradamente preparada para crear una serie magnánima.

Juego de Tronos triunfa en los Emmy cuando menos Martin posee

Los académicos han decidido que ésta, la peor de las cinco temporadas, sea la que se merece llevarse todos los premios. Cuando no hay lugar a dudas de que la cuarta temporada fue sencillamente genial, sobre todo por la sorprendente trama de la misma.

En cinco años no han querido reconocer el valor de esta saga. ¿Por qué? Porque los Premios Emmy son previsibles, rancios y que intentan contentar a la audiencia.

En su primer año de emisión Juego de Tronos fue una desconocida, en 2011 Peter Dinklage se llevaba el premio a mejor actor secundario. La serie de ese año fue Mad Men. Al año siguiente, en 2012 la premiada fue Homeland, ese magnífico thriller con toques bélicos que nos han enganchado. No sin razón, había que premiarla. Así que Juego de Tronos fuera.

daenerys

En 2013 ya comenzaba a apuntar Breaking Bad como una de las fuertes de cara a su final (y a pesar de su anterior temporada infumable) y en 2014 desplegaron la alfombra roja para que Heissenberg y compañía campasen a sus anchas. Previsible o no, hay que reconocerle a Breaking Bad una última temporada maravillosa. En cada año no había hueco para Juego de Tronos que, a pesar de ser diferente, original, y con muchos fans alrededor del mundo, parecía avocada a un calendario ficticio que posponía su éxito para los años siguientes. Porque yo siempre he tenido claro que iba a ser una serie ultra galadornada.

Una superproducción con grandes interpretaciones, gran carga de sexo, vestuario impecable y tintes de ficción, suenan a estatuillas.

Entiendo que haya tardado en llegar. Entiendo que cada año una serie diferente merecía su homenaje. Entiendo que no la premien año a año para no caer en un “moderfamilismo”, “mujerdesesperadismo” o “sopranismo”, ya que hoy en día compiten con grandes series. Entiendo que hayan esperado a sabiendas que George R. R. Martin va por el séptimo libro y por consiguiente la serie iba para largo. Pero… ¿esperar a la peor temporada, a la desvinculación total de Martin, para darle su reconocimiento? Me parece que los Premios Emmy 2015 son una verdadera bofetada al autor. Parece que la academia reconoce los méritos de Juego de Tronos tanto en cuanto se aleja de Martin.

Unidos a los 8 premios técnicos, se sumaron anoche los de mejor actor de reparto, mejor director, mejores guionistas y mejor serie de drama. Otra bofetada que se repartió en la noche y que muchos fans esperarían lo contrario es la recibida por Mad Men en su última temporada. Para que no se fuese de vacío a casa le otorgaron a John Hamm el premio al mejor actor. Los finales de las series son complicados y en el caso del sopor que estaba creando Mad Men en sus últimos metrajes lo era más todavía. Suficiente me parece el reconocimiento al actor, el único de la serie que ha sido premiado durante estos años.

mad men

También me gustaría aplaudir el Emmy a la Mejor actriz secundaria a Uzo Aduba, más conocida por su papel de Suzanne Ojos locos en la serie Orange is de New Black.

En cuanto a comedia, por fin se ha desbancado a Modern Family. ¿La culpable? La serie Veep de la que no os puedo aportar ninguna reseña, ya que no está en mi lista. Pero visto el éxito igual me pongo una x en la casilla de esta serie de comedia.

En unos Premios como éstos no hay cabida para otras series de gran calidad, que se ven relegadas a la mera investigación y promoción por parte de usuarios y periodistas. Como ya fue el caso de Sons of Anarchy, ahora echo de menos a una obra maestra de la que esperamos ansiosos su tercera temporada: Peaky Blinders. TODO el mundo al que se la recomiendo se engancha sin miramientos. Disfruta de ella desde el capítulo uno al final. ¿Por qué los señores votantes de los Emmy no le echan un vistazo para salir de la monotonía de las grandes producciones?

peaky
Fotograma de Peaky Blinders

Los Emmy reconocen el mérito de unos pocos y desprecian la valía de tantos otros. Gracias dios, por haber inventado los blogs.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *