Juego de Tronos, sobredosis de veneno

El día de ayer se hizo muy largo para todos los que esperábamos con ansia el estreno de la cuarta temporada de la serie “Juego de Tronos”. A pesar de estar al día con los libros de George R.R. Martin, esperaba con gran expectación el comienzo de esta nueva temporada, que seguro nos sorprenderá a todos.

El primer capítulo llamado “Dos espadas” ha servido tanto como para situar a todos los que podrían tener ciertas “lagunas” después de varios meses sin consumir “hielo y fuego”, como para dejar intuir por dónde nos llevarán los guionistas esta temporada.

El esperado estreno tuvo lugar anoche en España a través de Canal+. En Estados Unidos se había emitido un día antes con un éxito abrumador para la HBO, que consiguió una audiencia de más de 6 millones de telespectadores. La emisión del primer capítulo de la temporada “Dos espadas” supera hasta ahora el récord de audiencia para la cadena, que había culminado su récord con la “season finale” de Los Soprano.

Pedro Pascal
Pascal es “La víbora Roja”

Lo mejor de todo el capítulo fue la incursión de Oberyn Martell en la historia. Una explosión visual que sirivió para retratar al personaje que tan bien describe el autor en sus libros. Los genios de la serie han sabido captar la esencia que plasma Martin y la elección del casting ha sido muy adecuada. El chileno Pedro Pascal da un perfecto rostro al Príncipe de Dorne. La primera escena que protagoniza la “Víbora Roja” es sencillamente brutal donde se define claramente el carácter del personaje.

Por todos es conocida la falta de piedad de Martin, así que los pelos se nos volvieron a poner de punta cuando volvimos a escuchar “Las lluvias de Castamere”, melodía que dio comienzo a la sanguinaria “Boda Roja”, colofón final de la pasada temporada. Esta vez, la canción en homenaje a las victorias de Tywin Lannister, sirvió para crispar el ánimo de Oberyn Martell.

Durante “Dos espadas” hemos podido seguir analizando la tirante relación entre los hermanos Lannister. Desde la llegada de Jaimie, muchas cosas cambiaron en Desembarco del Rey y tantas otras que segurián cambiando. La historia en la capital gira en torno a la próxima boda de Joffrey con Margaery, repasando a varios personajes que escriben su propia historia en la ciudad.

Una lánguida Sansa, todavía afectada por su deprimente situación familiar y personal, centra la preocupación de su marido Tyrion Lannister. Margaery centrada en los preparativos de su boda y los gemelos Lannister manteniendo una jugosa conversación, son algunas de las historias que se han producido en la ciudad porteña.

 Daario Naharis
Antiguo y nuevo Daario Naharis

Por otra parte, seguimos la pista de la Reina Dragón y sus retoños, que cada día están más rebeldes. La visión del ejército de Daenerys me hace pensar que si la joven llegase ya a Poniente, arrasaría con 20 reyes que se le pusieran por delante. El único punto negativo del capítulo estuvo junto a ella: el cambio de actor del personaje de Daario Naharis. Es un cambio demasiado evindente, tanto que no se parece en nada al que lo interpretó el pasado año (Ed Skrein). A pesar de toda la “grimita” que me daba este muchacho, creo que se adecuaba mucho más a la descripción de Martin. Según, podemos leer a través de sus páginas, Daario es un personaje extravagante, peculiar y con un punto canalla. Todo lo contrario a Michiel Huisman, que me resulta un sosainas con falta de aseo capilar.

En el Norte, John Nieve se agarra los machos y pone la carne en el asador ante sus jefazos. El resto todo más o menos, salvajes por aquí, tenhitas por allá. Vamos ya se está liando parda.

Pero sin duda, la historia que más me apasiona son las andanzas de la pequeña Arya. Su renovada relación con “El Perro” alcanza un nuevo punto en este capítulo. Además, la niña recupera a una nueva amiga, a la que le perdió la pista hace mucho tiempo. Su recuperación, dará fuerzas a la niña para continuar con su historia.

En resumen, un primer capítulo que ha servido para introducir lo que promete ser una temporada con muchas disputas, aventuras, sangre y… veneno.juego de tronos

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *