Por qué no debes comprarte una bomber

Básicamente porque no te gusta. Exacto, te parece horrible y siempre te lo ha parecido. Que no te quieran engañar diciendo que es un must en tu armario porque el único must son las perchas.

recorte cuoreNo te gusta y no te queda bien. Sé que has leído que con tu vestido lady, quedará ideal una bomber para dar un toque guerrero. Y tú, que eres la más fashionista de tu barrio, has pensado “estaré en el top 10 de las mejores vestidas en la boda de la prima Conchi”. Y quizás, si tu prima Conchi sólo ha invitado a los gurús de la moda que se creen dictar todas las normas de estilo, seas la más fotografiada del día. Pero sé realista, lo único que vas a tener es el disgusto de tu abuela que te dirá “pero hija, cómo te has puesto esta cazadora. Con lo bien que te queda ese vestido… ¡si es que te hace hasta chepa!”. Y tú, que eres muy sentida, no vas a soportar semejante crítica. La bomber se ha fabricado para valientes, para personas que la lleven con orgullo, sin importarles el qué dirán. Es una prenda que nadie ha de decirte que te la pongas, sino que decidas tú ponértela. Aunque claro, esta norma se debería aplicar a todo tu atuendo, incluso a muchos aspectos de tu vida.

Otra de las razones por la que no has de comprarte una bomber es porque el año que viene acabará en una bolsa de basura destinada a alguna ONG. Porque en tu armario ya no cabe nada más con lo que vas acumulando año tras año y la bomber no veas lo que abulta. Piensa que cuando esta fiebre pase, la bomber volverá a estar sobre los hombros de quien siempre la ha llevado: los punks y skins.

Sí hija sí. Ah, espera. Que eso no lo sabías. La bomber no puede ser una moda, es una seña identificativa de un movimiento que lleva años luciendo lo que a ellos les ha dado la gana, y que tú, fashionista de barrio, te has escandalizado por eso. Recuerda esos momentos en el metro, cuando mirabas a un punki y decías “Oh dios mío, menudos pelos. Menuda horterada de chaqueta inflada llena de parches, y mira que collar si parece un perro”. Y ahora miras encantada tu camisa militar con pinchos en los hombros y piensas “jo, este estilismo que da mucha personalidad”. Muchísima.

this is england
Fotograma de This is England

Y ahí radica la razón definitiva para que no te compres una bomber: porque no formas parte de ese grupo. Tú no eres punki, o skinhead, ni lo quieres ser. Aunque tus pantalones desteñidos remangados, tus botas Dr. Martens, tus tirantes y tus pulseras de pinchos digan lo contrario. Vas confundiendo a la gente, te vas disfrazando poco a poco. Te dejas manipular con esas tendencias que te hacen parecer algo que no eres. Perteneces a esa religión que te hace comprar algo que te ha horroziado. Está claro que con los años pueden variar tus gustos, pero… ¿tanto?

No entiendo muy bien si los diseñadores están faltos de ideas para que tengan que rescatar prendas que no son aptas para la moda. No, la bomber no puede estar de moda, aunque le pongan esas flores horribles de estampado típico de cojín. Puede ser que todo esté inventado, pero es aberrante que una prenda que ha formado parte de un colectivo que ha causado “espanto” entre la mayoría de la sociedad, sea ahora aceptado, es más, sea una de las prendas indispensables en esta primavera/verano.

¿Qué será lo más trendy en 2015?, ¿sotanas con lentejuelas como abrigo? Porque que vistas una bomber con palmeras fluorescentes o una sotana con lentejuelas es prácticamente lo mismo.

hilary duff
Hilary Duff con bomber de flores

Esto no es más que una invitación a la reflexión, al análisis de las prendas que llenan tu armario. Esas que pasan por tu vida sin pena ni gloria. Esas que dentro de unos años pensarás que por qué te has comprado. Está muy bien que la moda sea una de tus aficiones, y que te encante seguir las tendencias, estar enterada de las propuestas de cada año y estar adecuada para cada temporada. Sugiero un poco de introspección, de usar ese intelecto que nos diferencia de los animales y alejarnos de la compulsividad de la mera adquisición por imposición de las deidades de la moda. Y sobre todo, un poco de coherencia por favor.

 

5 Comments

  • No me he leído más de unas pocas palabras de tu post , me has dado pereza , pero tengo que decirte , que aunque no estoy a favor de la apropiación de las tribus , cada uno es libre de llevar lo que quiera , por dios , es sólo ropa , date el piro .

    • Me encantaría poder responderte, pero me da a mí que el email que has puesto no es verdadero. En fin, lo haré igualmente porque me has caído bien.
      Lo malo es que sólo he leído unas pocas palabras del comentario, me has dado pereza. ¡Un saludo abc, que te vaya bien en la siguiente tirada!

  • Las bomber también han sido utilizadas por el servicio aéreo de América (véase Top Gun) y muchos otros campos que no esas bandas. Bien está que se popularice y se le quite el estigma a una prenda que si bien no va con un vestido, puede darle un toque a unos Jeans.

    • No pretendía hablar yo de la historia de la bomber en cuanto a sus inicios, sino a su trasvase a su uso cotidiano. Lejos de pretender contar una historia, esto es un artículo de opinión en un blog personal. Donde, por cierto, se da cabida a cualquiera que no sea ofensiva. ¡Así que aquí dejo la tuya! ¡Gracias por comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *