Premios Emmy 2014: el mejor adiós para Breaking Bad

breaking bad
Breaking Bad

No podía ser de otra manera. Breaking Bad fue la gran protagonista de los Premios Emmy que se celebraron la noche de ayer en la ciudad de Los Ángeles. Una manera inmejorable de decir hasta siempre a una de las mejores series de los últimos años. Premio a la mejor serie dramática, mejor actor para Bryan Cranston, mejor actriz de reparto para Anna Gunn y mejor actor de reparto para Aaron Paul fueron algunos de los reconocimientos para la serie.

Como en todas las competiciones, unos ganan y otros pierden y la gran perdedora (muy a mi pesar) de la noche fue Juego de Tronos. Pero yo tenía claro y requeteclaro que no iban a dejar de lado el apoteósico y grandioso final de Breaking Bad, que ha propiciado una oleada de fans que nadie imaginaba. Porque hay que recordar, que poco después de arrancar la serie tiene unos capítulos un tanto infumables. Pero los guionistas han sabido cambiar el rumbo de la serie y darle un final brutal que se engrandenció con la magnífica actuación de Craston, que recordará el personaje de Walter White el resto de su vida.

Otra serie que se vio perjudicada por el fenómeno White fue True Detective. Una serie impecable, con grandes interpretaciones. Un número de capítulos limpios, sin ornamentos, aderezados tan sólo de un gran guión llevado a la pequeña pantalla por dos grandes actores: Woody Harrelson y Matthew McConaughey. Del primero sobra hablar, Asesinos Natos lo dice todo. Pero mi gran sorpresa fue el segundo, al que encasillaba en la típica comedia romántica de después de comer. Desde que he visto esta serie me considero fan incondicional de Matthew McConaughey. Teoría que se reafirmó con su trabajada interpretación en Dallas Buyers Club. Este ha sido un gran año para el tejano que hará, seguro, que pase a la historia por estos dos grandes papeles.

True Detective
True Detective

Analizando otro de los premios para Breaking Bad, me ha dejado un poco fría el premio a Anna Gunn, que no me transmite demasiado en la última temporada de la serie. Mi elegida hubiese sido sin lugar a dudas Lena Headey, la inolvidable y malísima gemela Cercei Lannister en Juego de Tronos. Además, me cae especialmente bien esta actriz, me parece que tiene garra y espontáneidad y que, por cierto, acudió impecable a la gala con un vestido negro asimétrico y luciendo tatuajes.

Lenna Headey
Lena Headey en los Premios Emmy

Pero no hubo reparto entre las casas, todos los premios gordos de Drama se quedaron en la casa BB. De todas maneras lo que no me gusta de estos Premios que cada año se ceban con una serie. Va como por corrientes. Ya ocurrió con Los Soprano, con Mad Men y ahora con Breaking Bad. Pero sabemos que este será el último año que la galardonen, así que el año que viene cambiarán las tornas. Espero que no volvamos a Mad Men otra vez, ahora que llega a su punto y final. Creo que estos premios deberían hacer un hueco a aquellas otras pequeñas y buenas producciones a las que hacen caso omiso.

Fotograma
Fotograma de la serie Sons of Anarchy

Hace años no se hacían grandes obras para la pequeña pantalla, y por ello entiendo que la mejor serie de todos los tiempos, Los Soprano, haya arrasado. Pero hoy en día la calidad que vemos en las series de televisión es tal, que hace pequeños a los grandes largometrajes. Por consiguiente, creo que las miras de los señores que nominan y galardonan deberían ser más amplias. Seguro que todos podríais poner algún ejemplo. Yo os doy el mio: Sons of Anarchy. Es una serie buenísima, con gran trama, intriga, grandes actuaciones y mejor banda sonora. ¿Y donde está? En el más puro y triste de los olvidos. ¿Demasiado violenta para los críticos? Puede ser.

Este supuesto se confirma con otras de las permanentes galardonadas: Modern Family. Sigo esta serie y me encanta. Esta última temporada me parece que tiene capítulos brillantes, pero quizás se haya perdido un poco la chispa de la novedad, carece un poco de la frescura de su inicio. He empezado a ver Orange is the new Black y me está gustando bastante, pero no me puedo mojar sobre si se hubiese merecido el reconocimiento en detrimento de la familia moderna.

La alegría de la noche para mí llegó de la mano de Sherlock, con varios premios entre ellos a Sherlock y a Watson. Es una de las mejores series del momento sin duda y su actor protagonista, Benedict Cumberbatch es sencillamente genial. Entretenida, misteriosa y sobre todo cargada de un gran ingenio, Sherlock es una serie altamente recomedable que hace que quieras que amplien los tres capítulos con que cuenta cada temporada sin dudarlo.

Sherlock
Fotograma de la serie Sherlock

En el campo de miniseries, nuevo galardón para Jessica Lange que es una de las mejores actrices de la historia. Se me llena la boca al decirlo. American Horror Story ha encontrado en ella a su musa y es un personaje fundamental que no entendería si faltase su presencia. Todas las series recomiendo verlas en versión original, pero en el caso de Lange se vuelve vívidamente necesario.

Así que un año más, sentimientos encontrados después de una gala de premios. Con mi competitividad y mi no demasiado buen perder, suelo quedarme más descontenta que conforme. ¿Y a vosotros qué sabor de boca os han dejado los Premios Emmy 2014?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *