Señores, la moda ha muerto

Lidewij Edelkoort
Comando KK, Kris y Karl

¿Todavía no eras consciente de ello? Lidewij Edelkoort apunta y dispara

Los cimientos de la moda comienzan a tambalearse cuando nos vemos inmersos en la exhibición de lo que se llevará el próximo otoño/invierno 2015. Una de las que se codeaba con lo más de lo más de fashionismo, Lidewij Edelkoort, ha redactado un manifiesto anti-fashion que recoge esta publicación de la revista S Moda. La simpática mujer, que no duda en abstenerse de tinte para sus canas, lucir una camiseta que riéte tú de Mocedades y asegurar su cuerpo serrano con un bolso cuyo tirante parece un cinturón de seguridad, ha hecho una serie de afirmaciones que han dado lugar a un montón de comentarios de las personas del mundo de la moda. Y yo, con el título de fashionismo de barrio ilustrado, me veo en la obligación de desgranar para todos vosotros, fieles lectores. Está claro mi postura no es de valientes,no corro los mismos riesgos que Lidewij Edelkoort.

La moda se ha convertido en una parodia ridícula y patética de lo que era antaño. Está gobernada por la ambición y el miedo a la innovación, lo que ha provocado el colapso del sistema

Afirmación que lanza sin tapujos Lidewij Edelkoort en su manifiesto y que recoge esta publicación. Es una sentencia dura, en la que estoy parcialmente de acuerdo. En su primera parte, por supuesto. Hoy en día, se recogen vestigios de lo que un día fue elegancia, llegando a exagerarse a límites que rozan el ridículo. Un gran ejemplo de ello la recuperación de los pantalones de cintura alta, que aterrizan disfrazados del nombre de mom jeans, sobre los que planté mi ojo crítico sin piedad. ¿Acaso tenían algún tipo de compasión los que los fabricaron esta prenda del demonio, que puede causar una violación repentina a la mujer? No había necesidad ninguna de rescatarlos. Estoy contigo Lidewij Edelkoort.

Pero por otra parte, Lidewij Edelkoort, afirma que ya no se quiere innovar en la moda, pero después de ver cientos de fotos al día, he de decir que mis primas las celebrities ponen todo el empeño del mundo en modernizare. Aunque claro, quizás ponerte un cinturón de cuero sobre un chándal, no podría estar calificado exactamente como algo novedoso. Pero oye, ellas lo petan con lo que sea.

¿Qué ahora son lo más lo ripped jeans, pantalones rotos de toda la vida? Pues bien. No sé si será innovador, pero esta moda es de lo más low cost. Otro de los puntos que ha criticado la mujer que se ha convertido en la nueva enemiga de la moda. Tú te compras unos pantalones normales y le cortas unos cachos. Los sobrantes se los das a Kim Kardashian, que ella se los pone y listo. Sería una manera de hacer un dos por uno muy, muy classy.

kardashian moda
Kim Kardashian, gran ejemplo de moda

Los desfiles son shows ridículos que duran 12 minutos cuando antes duraban 45 y nadie los mira porque todos están pendientes del teléfono móvil by Lidewij Edelkoort

No sé qué les parecerá a las modelos profesionales el comentario de Lidewij Edelkoort, pero quedan a la altura de Kylie Minogue. Los desfiles siempre han sido un poco shows, y depende de lo que sobre ellos se muestren pueden transmitirte desde risa a admiración. Peeeeeero, le doy otro punto a la mujer en coche constante, y efectivamente hoy en día importa más quién está haciendo fotos en el front row, que lo que están mostrando sobre la pasarela. Es más, el diseñador triunfará cuando ese personaje que captura fotos con su móvil, phablet, tablet, iphone, retina articulada con el icloud, google glasses o cualquier elemento electrónico, luzca alguno de sus prendas sobre lo que hoy más importa: el asfalto de las principales ciudades del mundo. Qué gran razón tienes Lidewij Edelkoort.

Porque hoy lo que triunfa es el llamado street style, y las actrices, cantantes, bloggers, o chusma varia que le hacen fotos por llevar un perro por bolso, son las que crean tendencias con lo más ridículo que osen ponerse. Y luego llegan a todas nuestras tiendas en burdas copias que todo el mundo ansia por comprar, para decorar así un descomunal número de blogs de moda (por llamarlos de alguna manera) en el que nos cuentan qué prenda se han puesto para qué día y donde podemos adquirirla. Una clase de lo que hay que llevar para ser una it girl de barrio vaya. Señoritas que inundan la red con blogs llenos de fotos de sí mismas y ausente de contenido y de continente, me la bufa cómo vayáis a la oficina, cuánto os ha costado esa falda de flores horrible o lo absurdas que podéis llegar a ser vestidas de safari para pasear por el centro de Madrid. Este análisis que me he permitido lanzar así a la ligera, seguro que ha formado parte del minucioso estudio de Lidewij Edelkoort para tirar las columnas que sustentan y viven de la moda.

Pero lo peor de todo, es que esos blogs carentes de esfuerzo, son los que lo petan. Lo que triunfa en la red. Tristemente es lo que la gente quiere consumir: ver lo que se ponen otras personas que no saben ni teclear sin faltas de ortografía la palabra moda. Luego, claro está, si te llamas Famosas Porqueyolovalgo, te hacen un huequecito en cualquier revista de prestigio y tu blog sube como la espuma. Sé que estaréis pensando… esta lo que tiene es una envidia… Efectivamente. Maaaaazo de envidia. No lo niego. Lo que vienen a ser los pecados capitales es algo que me encantan. A mí también me gustaría poder vivir de esto. Escribir y llegar al mayor número de personas posibles y que reconozcan tu trabajo en una publicación importante. Para algo he estudiado. Por no decir que mis post cuentan con el mínimo (que debería ser por decreto ley) de palabras con contenido, o sentimiento o lo que queráis.

De hecho mira tú, les voy a cambiar el nombre a las fashion bloggers de relleno y las llamaré maniquí bloggers. Y para ti, proyecto de fashion blogger, si estás pensando comprarte un portátil para crearte un blog, házte mejor con un ipad. Ocupa y pesa menos y ya sabes de antemano que el teclado no te será necesario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

6 + 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.