First of his name 4×05 GoT

 

Mis queridos amigos de Poniente, la tercera temporada de Juego de Tronos ha llegado a su ecuador. Cuantas más ganas tengo de ver el siguiente, más pena me da el acercamiento hacia el final. La serie sigue batiendo records en Estados Unidos y todos los que la seguimos esperamos que este sea su año y que por fin sea premiada como se merece.

En este capítulo podemos ver la nueva relación entre Cercei y Margaery, que hace pensar que la Reina Regente quiere ser una entrañable suegra para la viuda, pero… ¿será así o es simple fachada? Margaery también parece cercana a la melliza más libidinosa de la tele, pero quizás la Reina de Espinas haya aleccionado a la perfección a la joven. Un futuro matrimonio entre la joven y Tommen se avista en la cercanía, pero teniendo en cuenta las vueltas que da la serie ¡quién sabe si se llegará a producir!

Otro de los ápices de humanidad que casi nunca suelen asomar en el horizonte del personaje de Cercei, se ha vuelto a dibujar en este capítulo cuando recuerda a su hija Myrcella. Uno no sabe si llegarse a creer a esta mujer, pero quizás sea algo intencionado por parte de nuestro entrañable amigo George R. R Martin. Miedo me da su cabeza, no os digo más. Teniendo en cuenta que a este amigable señor no le tiembla el pulso ni con su mejor amigo…

Pero si de alguien es este capítulo es de Lisa Arryn. Magnánima interpretación de Kate Dickie, que borda a la perfección su papel de espera-que-se-me-va-la-pinza. La siempre cándida Sansa entiende ahora por qué su madre era tan cuerda y serena. El día del reparto de la cordura en la Casa Tully se lo quedó todo, y Lisa estaba dormida.

Otro de los lugares claves de este capítulo es el Torreón de Craster, como ya se intuía en el anterior. Que si Bran por aquí, Jon Snow por allá… Muchos pensaréis por fin el pobre tullido podrá abrazar a su hermano y ser felices para siempre! ¿Habrá ocurrido eso? ¿Cómo habrá reaccionado Jon Snow al ver a su hermano pequeño? No tenéis más que ver el capítulo para saberlo… Y pensad siempre, es George R. R. Martin el que escribe. A sus palabras me remito “Poniente no es Disneylandia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *