Una tarta con mucho arte

tarta sons
Tartarte.com

Ya he vuelto a la carga después de un fin de semana de celebraciones infinitas. Y no es para menos, mi chico cumplía 30 años y un cambio de década es digno de recordarlo. Por eso, pensé en hacerle un regalo especial, que amortiguase el cambio hacia el mundo de los treintañeros.

Como cada año, celebró su cumpleaños con una amiga, que se merecía por mérito propio una mención en la tarta (aunque no tuviese un 0 en su segunda cifra). Y éste es el resultado de mis pensamientos, que se encargó de plasmar Tartarte, el lugar donde tus sueños se vuelven dulces. Como podéis ver por las fotos no estoy exagerando, las creaciones que inventan son dignas de exhibirse en cualquier museo. En Tartarte no solo hacen tartas, también les puedes encargar cupcakes decorados, galletas con dibujos y formas, muñequitos para tus tartas…

Fotograma de Sons Of Anarchy
Fotograma de Sons Of Anarchy

Cuando me la trajeron el viernes con puntualidad suiza, me quedé sencillamente sin palabras. Una presentación excepcional escondía un pastel que parecía de mentira. Mi idea era que fuese una réplica del chaleco de cuero de Sons of Anarchy (una de las series de televisión favoritas de los cumpleañeros). Y no sólo tenía la misma forma, sino que parecía real. Daba la impresión que el bizcocho estaba envuelto en cuero, que no era algo comestible. La tarta tenía todo tipo de detalles: desde la propia serigrafía “del club” hasta las propias costuras de un chaleco motero. Simplemente arte.

La cara de los cumpleañeros cuando vieron su regalo fue entre sorpresa e incredulidad. Muchos de los asistentes pensaban que era cualquier cosa menos comida, nadie se creía que pudiese estar hecho a mano. El peor momento llegó cuando la tuvimos que partir, pero la pena se disipó en el mismo momento que el sabor acarició nuestro paladar. Un bizcocho tan esponjoso, no demasiado dulce, que conseguía que no se hiciese nada empalagosa ni pesada. Todo lo contrario, tanto, que los más golosos repitieron.

Tuve la suerte de que sobró un poquito, con lo que tuve para desayunar el fin de semana. Una se levanta de otra manera, sabiendo que esa tarta te está esperando en la cocina!

Si pensábais que no puede ser mejor, os puedo asegurar que sí. No sólo son los Miguel Ángel de la repostería. Tartarte tiene algo mejor que sus espectaculares dulces, y ese es el trato. Juanita Herrera fue la encargada de atender mis peticiones y aconsejarme sobre el diseño y contenido de la tarta. Con ella todo son facilidades y profesionalidad. Se preocupó desde el primer momento sobre nuestros gustos y hasta último momento para confirmarme la hora exacta de llegada del pedido. Un trato cercano y encantador que, por si no tuviese ya claro con la tarta, hará que repitas seguro.

Por si no os he convencido con mi tarta, aquí os dejo otros diseños para que podáis disfrutar de su arte. ¡Recomendable 100%!

Muchas gracias Juanita y sobre todo, ¡enhorabuena!

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

5 − uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.