Día 3. Fushimi Inari – Nara – Osaka

Fushimi Inari Taisha
Fushimi Inari Taisha

Nos levantamos bien prontito para reservar nuestros billetes de Shinkashen para el resto de nuestra estancia en Japón. Llevábamos todo bien programado, así que no nos fue difícil hacer una lista de destino, día y horario (incluso el nombre de los trenes) en un folio para ponérselo fácil al señor taquillero. En la entrada de la estación de Kioto nos los dieron todos sin problema. No te preocupes si algún día pierdes un tren, porque recuerda que siempre te podrás subir al siguiente en lo vagones sin reserva. O bien intentar reservar si hay hueco.

Es recomendable llevar escrito el destino así como el horario del tren a reservar, por si el taquillero no entiende inglés.

Después de la gestión nos subimos a un tren tipo cercanías con destino Fushimi Inari Taisha. Acudimos a primerísima hora (alrededor de las 7 y media de la mañana) y nos evitamos a todos los turistas para recorrer este pintoresco lugar. Además del disfrute personal, es uno de los lugares más agradecidos (sino el que más) para fotografiar. Un templo te da la bienvenida a un camino de cuatro kilómetros de toris que merece la pena recorrer.

Fushimi Inari Taisha

Fushimi Inari Taisha

Fushimi Inari Taisha

Fushimi Inari Taisha

Fushimi Inari Taisha

Fushimi Inari Taisha

Fushimi Inari Taisha

Un monje en Fushimi Inari Taisha

Seguidamente nos subimos al tren con destino Nara, un localidad bien conocida por su conjunto de templos, la sala del Daibutsu-den y por tener unos habitantes de los más peculiares.

En Nara te puedes encontrar un montón de ciervos en libertad a los que podrás alimentar con las galletitas que te venden en los templos.

Nara

Un ciervo en Nara

ciervo

Ola q ase?

Ciervos en Nara

Ciervos en Nara

Desde la estación el primer templo interesante a visitar con el que te encuentras es el Kofuku-ji, que cuenta con una de las pagodas más altas de Japón. Lamentablemente uno de los templos estaba en obras y, como todo el mundo sabe, la rehabilitación de los templos en el país nipón suele llevar años.

Kofuku-ji

Kofuku-ji, Nara

Dando un tranquilo paseo llegamos al Templo Todai-ji, una imponente construcción más conocida por albergar la sala del Daibutsu, o buda gigante.

El templo Todai-ji ostenta el récord de ser la construcción de madera más grande del mundo.

Todaiji Temple

Todaiji Temple, Nara

Daibutsu, Nara

Daibutsu, Nara

Nigatsu-do, Nara

Nigatsu-do, Nara

El paseo por el recinto de templos de Nara es muy agradecido. Da la impresión de haberte adentrado en el bosque y estar en contacto con la naturaleza. Una inmensidad verde, los ciervos y el musgo que recorren las piedras de los muros que marcan los senderos te encaminan hacia el nirvana. Una sensación de paz que se va acrecentando al visitar los templos: Nigatsu-do, Sangatsu-do y Kasuga Taisha.

Tortugas en Nara

Tortugas en Nara

Nara

Un nenúfar en Nara

Nara

Nigatsu-do, Nara

Nara

Un árbol en Nara

Después de recuperar fuerzas comiendo en un “chiringuito” al aire libre, nos dirigimos a la estación para subirnos a un tren dirección Osaka. La estación de la ciudad es enorme y puede llevar a confusión. Llevábamos indicada la salida que deberíamos tomar para aparecer directamente en el edificio Umeda Sky y después de dar unas cuantas vueltas en el inmenso laberinto que es la estación, decidimos salir a la superficie y cruzar las amplias avenidas de la ciudad.

Umeda Sky building, Osaka

Umeda Sky building, Osaka

Umeda Sky building, Osaka

Umeda Sky building, Osaka

El Umeda Sky es el edificio más alto de Osaka. Dos torres de 40 pisos de altura, cubiertos totalmente de cristales y unidos por una escalera flotante en su parte superior. La mejor manera de acceder al mirador de su última planta son en los ascensores situados en el exterior. Merece la pena acceder a la parte más alta para aprovechar sus vistas de ciudad y el curioso Gate Tower building y la bahía, así como bajar por las impresionantes escaleras.

El edificio Gate Tower está atravesado por una carretera

Gate Tower Building

Gate Tower Building, Osaka

Umeda Sky building, Osaka

Vistas desde Umeda Sky building, Osaka

Umeda Sky building, Osaka

Escaleras del Umeda Sky building, Osaka

Si tenéis hambre comer sushi en uno de los restaurantes de su interior, que forman un pequeño pueblo tradicional indoor. Ya en el exterior no os perdáis el precioso jardín vertical, que es una de las principales atracciones turísticas de la zona.

Las plantas bajas del edificio Umeda Sky conforman una ficticio barrio tracional japonés con sus restaurantes, farolas y carteles.

Jardín vertical en el Umeda Sky building, Osaka

Jardín vertical en el Umeda Sky building, Osaka

Otros de los puntos de interés de Osaka es el castillo. Sería el primero que veríamos en el país y la impresión no pudo ser más positiva. El sol atizaba con fuerza y después de caminar una explanada desde la estación de metro, un maravilloso paisaje se abrió ante nuestros ojos. Una visión del castillo rodeado por una pétrea muralla y por un río dibujan una magnífica postal para los amantes de la pintura (y la fotografía).

osaka

Castillo de Osaka

osaka

Castillo de Osaka

El sol comenzaba a bajar y la noche a aparecer. Llegamos al barrio friki, Amerika-mura, que nos recibió con un grupo de chavales apoyados en una pared sin moverse, como si la estuvieran sujetando. Personas muy extravagantes y mucho ambiente por la zona. He de decir que en esta zona de Osaka había más “fikis” que en la conocida Akihabara de Tokio. Pero de eso os hablaré más adelante. En Osaka, ¡su rollo era mucho más auténtico!

Amerika mura

Amerika mura, Osaka

En esta zona hay bastantes Love Hotels que los reconocerás al instante. Sus colores estridentes y su nada discreta apariencia los convierten en objetivo de tus retinas. Curiosa es también su plaza en forma triangular que destaca con sus farolas con forma humana.

farola

Farola persona en Osaka

Decidimos cenar en la calle Dotombori, pero primero la recorrimos junto a sus aledañas para disfrutar de los carteles tan llamativos que decoran las fachadas de esta zona de Osaka. Sushis gigantes, un pulpo rosa, una falsa noria, un dragón y un canal que hace de espejo de los coloridos neones.

osaka

Noche en Osaka

Noche en Osaka

Noche en Osaka

oska

Noche en Osaka

Entre las modernas calles de repente un aire más sobrio y tradicional. Un buda cubierto totalmente de musgo, debido al agua que los fieles le echan como agradecimiento. Algo peculiar que encontrarse entre tanta bombilla.

Comimos en uno de los puestos callejeros unas deliciosas giozas y unos yakitoris. Y llegó la sorpresa del día, aunque ya lo sospechábamos. Nos tomamos una jarra de Ashai en uno de los puestos de la zona y su aspecto no podía estar más delicioso y resultarnos más cercano. La jarra heladísima y con espuma espesa. Exquisita. Desde este momento confirmamos que los japoneses tienen el mismo mimo y cariño por el oro líquido que nosotros, algo que se agradece cuando te vas al extranjero.

Osaka

Cerveza Ashai, Osaka

Sin duda Osaka es una gran escapada desde Kioto aunque solo sea para disfrutar del ambiente nocturno!

Un dato importante: con la JR te mueves bien y gratis por Osaka. Solo tienes que buscar tu destino y la línea JR que te corresponde. Mucho cuidado con la Loop Line, hay que fijarse muy bien en la dirección y si es exprés o no antes de subirte, o te pasarás de parada. Además, las línea se divide.

Día dos completado. Fushimi Inari, Nara y Osaka… ¿Quién da más?

Fotos: Nikon D80 y iPhone 5 by Araceli Rodríguez ©

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *