Puebla de la Sierra, uno de los lugares curiosos (y lejanos) de Madrid

puebla de la sierra

Si hay algo para lo que ha servido el maldito COVID-19 es para descubrir nuevos lugares que visitar en Madrid. Ahora profundizaré en cómo surgió esta escapada a Puebla de Sierra en el norte de Madrid, pero ya os digo que no era la primera vez que visitaba la Sierra Norte. Eso sí, esta vez la compañía, el motivo y la duración fue bien diferente.

¿Por qué motivo visitar la Sierra de Madrid un lunes cualquiera?

Os voy a ser sinceros, la visita a Puebla de la Sierra fue más que una escapada, una necesidad. Por aquí no estábamos pasando el mejor momento, emocionalmente hablando, y durante una conversación con la grandísima Ali de Los Viajes de Ali, propusimos una escapada fotográfica que cura almas. Fue ella la que me compartió un par de publicaciones en las que me enseñó, naturaleza a raudales, esculturas perdidas por el bosque y una silla enorme que pedía una escalada a gritos.

Así que planazo en mano, solo faltaba decidir un día y tirar para la conocida como Sierra del Rincón. Curiosamente sería la segunda vez en pocos meses que recorría esa zona.

¿Cuánto se tarda a Puebla de la Sierra en la Sierra del Rincón de Madrid?

Mochila preparada con unos bocatas, unas pipas, algo de fruta y la camel petada de agua, dejé a mini murzielaguita en la cama a custodia de su padre y me fui a recoger a Ali para emprender camino a la Sierra. Era lunes de Semana Santa y no madrugamos demasiado, así que no sabíamos qué nos podíamos encontrar por la carretera. Pero afortunadamente, lo que nos encontramos fue poca gente (poquísima) y un día de solazo con algo de calima impresionante.

Ali me había advertido que el camino sería de muchas paradas hasta llegar a nuestro destino, la Puebla del Rincón, y a mí eso de acortar el camino con vistazas de lujo me encanta.

¿Qué paradas hacer de camino a Puebla de la Sierra?

Para los que tengáis ganas de conocer la Sierra del Rincón y más concretamente, Puebla de la Sierra, os vamos a contar las paradas que vais a poder hacer por el camino y disfrutar así del paisaje y de la Sierra de Madrid,

Embalse de El Villar en Robledillo de la Jara, parada de lujo

presa sierra de madrid
sierra de madrid

No llevábamos apuntadas las paradas obligatorias, íbamos un poco a la aventura. Bueno, yo iba a la aventura, porque Ali sí que había leído algún post de otros compañeros. El caso es que no llevábamos todo medido, por lo que la sorpresa fue destapándose poco a poco. Sobre todo para mí.

Cruzando el puente del embalse, aparcamos en un lateral y nos acercamos para disfrutar la maravilla de paisaje compuesto por puentes romanos y el río Lozoya. A partir de este lugar salen diferentes rutas de senderismo. De hecho nos preguntaron si íbamos a hacer alguna por si sabíamos de qué punto de partida salían.

El Embalse de El Villar es el más antiguo de toda la red del Canal de Isabel II y es uno de los que nutre de agua potable a la Comunidad de Madrid.

Ver buitres en la Sierra de Madrid, parada en la buitrera

Puebla de la Sierra

Muy cerca ya ce Puebla de la Sierra, permanecimos atentas a los carteles, porque sabíamos que los buitres andaban cerca. En una parada señalada para divisar estas aves rapaces, tuvimos la suerte de encontrarnos con ellos bien de cerca. ¡Un verdadero lujo! Eso sí, mi objetivo se quedó un pelín corto, o quizás la inexperiencia de fotografiar aves en vuelo, hizo que no saliesen todo lo nítido que deberían. ¡Aún así, las dos lo disfrutamos de lo lindo!

Hobbiton en Puebla de la Sierra

puebla de la sierra

Entrando en los límites de Puebla de la Sierra nos paramos a hacer una foto que teníamos ganas, con una arboleda y algo de ‘niebla ficitica’. Además, aprovechamos la parada para disfrutar de unas vistas de toda la sierra y de estas formaciones que me recordaron al ‘Señor de los Anillos’.

Arroyo de la Puebla, última parada antes de llegar a la Puebla

otra cascada

En la parte baja de la Puebla de la Sierra, un paseo de un arroyo un un molino nos entretuvo un buen ratazo dando un paseo, haciendo fotos infinitas y también nos acogió en nuestro momento de la comida. La Puebla estaba cumpliendo su cometido: distraernos de nuestra actual momento no viajero, por las circunstancias que nos rodean. Se nos está haciendo muy cuesta arriba este año ya largo sin viajar, y el estar encerrados en la Comunidad de Madrid es pesado y cansino. Muchos meses desde mi vista a Argentina, que recargó las pilas para menos meses de los que necesitaba. Tres viajes cancelados al extranjero y la imposibilidad de conocer ni siquiera el resto del país, hicieron que Ali y yo estuviésemos tristes, muy tristes. Muy lejos quedaba también la escapada veraniega a Lanzarote, Fuerteventura, Tenerife y Gran Canaria. ¡Qué pronto se pasa lo bueno!

Y es que el mono de viajar es tan real, que por momentos mientras paseábamos por la sierra madrileña me creí volver a Noruega y subir al púlpito.

Así que las risas que nos estábamos echando, nuestras conversaciones de todo tipo, y las fotos con filtro de densidad neutra en un paraje digno de los mejores paisajes de los Alpes Suizos, hicieron que nos olvidásemos durante un día entero de todo lo malo. Y no solo eso, nos ayudó a desconectar y a respirar aire fresco y por qué no, a recargarnos un poquito más para aguantar el último arreón.

La Puebla de la Sierra, preciosa localidad madrileña en la Sierra del Rincón

Finalmente dejamos el coche junto al Arroyo de la Puebla y tras comer en una de las mesitas de los merenderos, subimos andando al pueblo, para hacer un recorrido por él y una ruta por el Valle de los Sueños para descubrir la famosa Silla de Meira.

Puebla de la Sierra es una bella localidad de la Sierra del Rincón, proclamada Reserva de la Biosfera por la UNESCO. La localidad madrileña es increíblemente bella, muy cuidada, con fachadas empedradas que invitan a entrar y calentarse al fuego.

¿Sabías que su nombre original es Puebla de la Mujer Muerta?

No sé por qué hicieron caso al gobernador civil de entonces cuando solicitó el cambio del nombre. No se me ocurre nombre MÁS TOP e inolvidable para una localidad tan original como Puebla de la Sierra.

En la Puebla está el conocido como Valle de los Sueños, un recorrido de más de 100 esculturas a admirar en el entorno rural. Un museo totalmente diferente, al aire libre, que ha sido posible gracias al trabajo de 63 escultores. Y no es el único, ya que en la Puebla se encuentra un museo japonés, al que no pudimos ir por estar cerrado.

Trekking hacia la silla de Meira, una silla gigante perdida en la sierra de Madrid

nubes sierra del rincon

Después de ver unas cuantas esculturas, emprendimos camino hacia la conocida silla de Meira, una silla gigante perdida en la silla madrileña. Una silla que apareció en Moaña de repente y que acabó en la Puebla de la Sierra en 2011. La silla cuenta con 5 metros de altura y se puede ‘escalar’ hasta subirte. No es difícil pero sí requiere algo de pericia (bueno yo pude subirla y no soy Van Damme jajajaja)

El caso que para encontrar la silla tienes que ir por la carretera de las esculturas y ya girar a la derecha… Os recomiendo que no os fiéis de Google Maps porque nos mandaba por otro lado. Mirad mejor la ruta en Wikiloc, aunque este post lo explica bastante bien. ¡Ahí os lo dejo!

El trekking es cortito pero bastante empinado, pero apto para cualquier persona, estés o no en forma. ¡Oxigena cuerpo y mente!

Vamos, que me lo pasé en grande sin salir de Madrid. Un plan apto para niños que me apuntaré para ir con Noa y papá murziélago. Porque, además, nos quedamos con las ganas de disfrutar de los manjares de Puebla de la Sierra porque estaba cerrado (era lunes).

¡Una pena!

Join the Conversation

2 Comments

Leave a comment
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.