15 aspectos de la sociedad japonesa

geishas

Esto es un pequeño análisis antes de comenzar la tan ansiada guía de viajes de Japón. Un zoom hacia la sociedad japonesa vista a través de mi lente ignorante, desconocedora de sus costumbres hasta ahora. Una serie de sensaciones, de apuntes, que he querido tomar a razón de lo que he observado durante quince días que ha durado mi visita a Japón.

Cuando uno se desplaza a otro país lo hace ávido de belleza y, en mi caso, con ganas de estar a gusto con todo lo que te rodea. Para mí es muy importante sentirte bien recibido, que los demás hagan que su país sea tu casa de acogida durante el tiempo que estés. Y ellos lo han conseguido: mil gracias queridos japos! 😀

Somos dos culturas muy alejadas en el espacio, pero cercanas en varios aspectos. Son muy sociables y abiertos, disfrutan riendo en su tiempo libre, les gusta la cerveza y elevan la voz cuando en sus reuniones entre amigos en las izakayas (cervecerías). Ah! Y la cerveza les gusta con jarra helada y bien de espuma!

Cada sociedad recoge peculariedas, y seguro que alguien que desconozca la cultura de nuestro país repararía en aspectos que para nosotros son totalmente desapercibidos. Eso me ha pasado a mí, que he recabado varios aspectos que me han llamado la atención y que seguramente a un entendido de la cultura japonesa le podrán parecer gilipolleces. Pero a mí me gustaría dibujar un lienzo para vosotros de esos grandes desconocidos para mí: los japoneses.

1. Los japoneses son eficientes a rabiar.

El perfeccionismo japonés en el trabajo es uno de sus principales rasgos. Os podría contar mil y una situaciones en las que me he quedado boquiabierta con su manera de trabajar. Son minuciosos, rápidos y detallistas, simpáticos y cercanos, son laboralmente perfectos. Como si se tratasen de robots, que se quitan las tuercas cada vez que entran en las Izakayas (cervecerías).

yukata

2. La puntualidad es japonesa, no suiza.

El metro tiene hora de llegada, así como el tren, y no se retrasan ni un minuto. Los comercios, taquillas, o bares abren a una hora en concreto y cuando el segundero pasa las doce dan el pistoletazo de salida a un nuevo día. Ni un minuto más ni uno menos. Por ello, no intentéis que os dejen pasar a vuestra habitación de hotel al hacer el check-in antes de la hora que tienen marcada en el alojamiento.

tren bala

3. La sociedad japonesa parece más feliz que el resto del mundo.

Vas andando por la calle y ves a las muchachas y muchachos compartir sus confidencias, siempre entre sonrisas. Parece que la vida les sonríe y ellos hacen lo propio. Esta divertida imagen es del parque Yoyogi en Tokio.

rocker

4. Los japoneses se mezclan, pero lo justo.

La batalla de sexos en Japón es algo palpable. Desconozco si es una sociedad intrínsecamente machista, lo que sí es muy común es ver a los grupos separados por sexos. Los hombres,  trajeados saliendo de trabajar por una parte, y las mujeres por otro. Es muy común ver grupos grandes de hombres divirtíendose y de mujeres por otra parte. Cuando hay mezcla de sexos suelen ser parejas.

niñas

5. Esos extraños andares.

Los japoneses tienen una forma peculiar de andar, sobre todo las japonesas. O por lo menos a ella se les nota más con sus apuntados stilettos o clásicas sandalias. Andan como metiendo la punta del pie hacia dentro, lo que les hace contonearse de una manera un tanto extraña.

andando

6. El paraguas, el mejor amigo de la sociedad japonesa

Tanto como si hace sol, como si llueve, las japonesas se resguardan bajo el paraguas. Parece que tienen fobia al sol tanto, que con 30 ºC llevaban manga corta y guantes largos. Pudimos ver cientos de ellos en Kioto, bajo un sol de justicia.

paraguas

7. Les encantan las pestañas postizas, las lentillas de colores, uñas extravagantes y aclararse el pelo.

Sus rasgados ojos hacen que las pestañas sean más cortas y menos frondosas de lo habitual, por lo que las extensiones de pestañas postizas son uno de los objetos cotizados en Japón.

Por otro lado, es muy común ver lentillas de colores en los ojos de las guapas niponas. Casi siempre de color miel, verde parduzco o gris. Esta moda, que fue común hace unos años en España, perdura en la isla.

Muchos de los japoneses intentan olvidar de su color negro azabache y prefieren aclararse un poco el pelo, que rebaja el contraste con su piel. El color preferido de ellos es el kaoba y el de ellas el castaño claro.

En general las chicas van muy arregaladas, bien vestidas y perfectamente maquilladas.

pelo

8. Nobles en todos los aspectos.

Es la sociedad más honrada con la que me he topado. Lo que transmite a los visitantes un ambiente de seguridad y tranquilidad.

Nunca tienes la sensación que te engañan, sino todo lo contrario. Quizás sea algo relacionado con el punto de querer hacer su trabajo perfecto, o que simplemente no han nacido para las artimañas. Pero es algo que alabar y reconocer.

Todo ello le supone al visitante una sensación de seguridad permanente.

paraguas

9. La buena educación personalizada.

Siempre habrá un saludo en su boca, un gracias y por favor. Muchos deberían irse un mesecito a una escuela de verano en Tokio, a ver si se les pega algo.

nobles

10. Pueden dormir en cualquier esquina.

Lo del metro ya es un show. Un montón de cabezas colgantes hacia delante sumidas en un profundo sueño. Japoneses durmiendo de pie, mientras se agarran en el metro. ¡Vimos hasta uno durmiendo mientras bajaba las escaleras mecánicas! Los que no se rinden a los brazos de Morfeo, no sueltan el móvil.

dormir

11. No intentes esquivar a un japonés porque siempre irás hacia el lado que va él.

Supongo que será porque allí se circula (por la calle y carretera por la izquierda) lo que supongo hará un efecto en el cerebro para que esquives de manera diferente.

Cuando es de frente tendréis que hacer varios amagos para decidir para que lado vais. Todo ello bajo la enorme sonrisa de ellos 🙂

De espaldas, la cosa se complica porque son imprevisibles. De hecho parece que siempre deciden ampliar su perímetro cuando vas a rebasarlos jajajaja

calle Tokio

12. No se podría guardar un minuto de silencio en un restaurante de ranmen.

Para los japoneses sorber los fideos es toda una filosofía de vida, un arte. Mientras tú, tierno occidental, absorberás lentamente, él lo hará con violencia y sonoridad. Todo un recuerdo a esos dibujos animados que veíamos de niños.

restaurante japonés

13. ¡Todo con palillos!

Por minúsculo que sea. Las manos japonesas no tocan la comida. Ni las típicas patatas fritas. Todo con palillos. De hecho, si tenéis la oportunidad de ir a una hamburguesería, la comen agarrándola con el papel. Esto lo pudimos ver durante la cena en Odaiba, con vistas a la bahía. ¡Impresionante!

sushi

14. Los japoneses son ordenados a rabiar.

Aunque se localicen baños de masas en ciudades grandes como en Tokio, todo lleva su orden. En lo que podría parecer un caótico andén de metro, hacen cola para entrar a las puertas, muchas veces señalizadas con líneas horizontales. Lo mismo pasa en las propias aceras de las calles de muchas ciudades. ¡Otro punto a aprender! No hay más que ver a los niños de la imagen en una ceremonia en Hiroshima.

Otro de los aspectos que denotan su orden es que las papeleras brillan por su ausencia y las calles están impolutas. Por no hablar de los aseos (incluso los públicos), ¡simplemente impolutos!

niños hiroshima

Otro de los aspectos que denotan su orden es que las papeleras brillan por su ausencia y las calles están impolutas

15. Amantes de las reglas.

Los sitios reservados en el transporte público son respetados a rajatabla. Los turnos se guardan con rigor. Si no se puede fumar, no se fuma.

Si te ha gustado la sociedad japonesa, ¿por qué no viajas a Japón a conocerlos? Te dejo mi guía completa para facilitarte la tarea.

Guía de viaje a Japón por libre, consejos para viajar barato, alojamiento, gastronomía y mucho más

Espero que este pequeño listado os haya servido para imaginar un poco como son esas grandes personas que se encuentran a casi un día de distancia. ¡Aunque merece la pena que os desplacéis para conocerlas!

Fotos: Nikon D80 y Iphone 5 by Araceli Rodríguez ©

Join the Conversation

8 Comments

  1. says: VICTOR

    VAYA MIERDA DE POST, JAPONESES FELICES ENTRE RISITAS… ¿ ESO EN DONDE LO HAS VISTO EN LOS ANIMES? JAJAJAJAJ

    1. says: MurZielaGa

      Yo lo he visto en Japón durante mi viaje. Tú no sé si has tenido la oportunidad de viajar porque, a juzgar por tu mala educación, parece que viajar no viajas mucho.
      Te animo a conocer nuevos sitios y así mejorar tu perspectiva de las cosas y de paso, tu ortografía.
      Muchas gracias por tu comentario tan productivo y amable que me deja perpleja. Hoy no duermo de la preocupación, amigo anime.

  2. says: Norberto Carlos Agustin Kushidonchi

    Un hater sin vida propia, jajajajaja, da vergüenza ajena.
    Muy buen artículo felicitaciones 😤.

  3. says: diana martinez torres

    yo soy diana y yo si quisiera conocer Japon , sus ciudades , su cultura , sus gentes ,sus paisajes
    quiero conocer japon me llama la atencion mucho y como no tengo la oportunidad de ir a conocer
    veo sus programas

  4. says: María Peña

    Lo de los japoneses felices, sé que no. De hecho tienen una alta tasa de suicidios. Lo del compañero está mal expresado. Pero no tiene nada que ver la ortografía con el viajar o no. Créeme que conozco campesinos con mucho dinero, viajar más que probablemente el 70% de la población y eso que hoy en día los viajes son muy baratos.
    Por lo que he leído tu experiencia es como turista. Yo estaba buscando algo más específico sobre la sociedad de ahí. Igualmente está bien redactado y me ha entretenido unos minutos.
    Por otro lado, hago una pequeña crítica a tu punto de vista. Ir como turista no nos hace conocer una sociedad. Ni ser mejores personas o ciudadanos. Todos los sitios son estupendos cuando los visitas pocos días. Cuando los conoces realmente es cuando vives en ellos mínimo un año y medio aproximadamente. Espero no te ofendas por mi comentario. Me aportó un dato nuevo que desconocía, así que gracias igualmente.

    1. says: MurZielaGa

      ¡Hola María! Lo primero muchas gracias por tu comentario! Y decirte que, efectivamente, este post está escrito desde perspectiva de una persona que viaja, desde un punto de vista muy personal, como todo el blog. No es un artículo de análisis documental, ni un reportaje en profundidad sobre la sociedad japonesa, porque mi blog no va de eso. Solo que, evidentemente, no voy a recalcarlo en cada post que escribo.
      Por otra parte fíjate, no estoy de acuerdo en lo que dices. Cómo expresas las cosas y cómo las escribes en mi caso (y en el de la persona que me dejó el comentario tan agradable sobre la felicidad de los japoneses) y me atrevería a decir que incluso tú misma (espero no ofenderte por esto) no habéis leído bien lo que pongo. El titular mismo reza ‘la sociedad japonesa parece más feliz que el resto del mundo’. Parecer feliz no significa ser feliz. Aparentar felicidad puede esconder detrás una de las tasas de suicidios más altas del mundo. Y así lo parecen, aunque tengan un negro contenido detrás. Pero tú, cuando vas y lo vives, te empapas de sonrisas por todas partes, independientemente que sean postizas. No estoy hablando de esto en mi post. De hecho en el párrafo que lo sigue no afirma eso para nada.
      Dicho esto, vuelvo a repetir, que es un artículo totalmente subjetivo, como todo mi blog y habla de cómo viví yo las cosas y qué me han parecido. Que, por supuesto, no tendrían que ver nada con las vivencias de otras personas.
      Y por terminar, yo sí considero que viajar y conocer otros lugares, relacionarte con otras personas, aunque sea durante unas horas, puede abrir tu mente sobre cómo viven y piensan otros. Y cuando digo viajar no me refiero a irte a la otra punta del mundo, puedes aprender incluso yendo al pueblo de al lado tuyo. Pero por ende, conocer otras culturas te enriquece. Vuelvo a repetir que es mi manera de pensar, entiendo que tú creas que necesitas vivir un tiempo en un lugar para emitir tu punto de vista o aprendizajes. Yo doy el mío.
      Lamento que buscases en mi post un artículo más específico sobre la sociedad japonesa y hayas encontrado un artículo de opinión, pero efectivamente está muy bien posicionado.
      En cualquier caso, agradezco mucho los minutos dedicados a mi post y tu comentario. ¡Espero que vuelvas! ¡Saludos y buen día!

Leave a comment
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.